4 ago. 2009

El fútbol argentino está en crisis

Por Francisco Giordano

Ya es un hecho que ningún torneo nacional del fútbol argentino arrancará el próximo fin de semana.
Si bien en un momento apareció una luz de esperanza y se suponía que los conflictos que rodean la actualidad económica del futbol iban a tener un principio de solución, lo cierto es que nada está arreglado, la temporada no tiene fecha de arranque y no es erroneo afirmar que el fútbol argentino está pasando por una gran crisis.
Los números son claros y demuestran cuál es el tenor del desajuste por el que están pasando una gran parte de los clubes del fútbol argentino.
Según reportes no oficiales, solamente los clubes de primera división tienen una deuda de 700 millones de pesos (182 millones de dólares) de acuerdo a los balances de la temporada 2007/08. Los principales acreedores son la propia AFA, el fisco y los futbolistas.
Debido al reclamo realizado por varios jugadores pertenecientes a clubes de la primera división más de la mitad de los 20 clubes están inhibidos y no pueden realizar nuevos fichajes a sus planteles. Esta situación llevó a la AFA a suspender el inicio del torneo.
El titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, declaró a la prensa que la deuda total de los clubes alcanza los 300 millones de pesos (78 millones de dólares), tras una reunión que mantuvo el martes con Grondona por este asunto.
Por primera vez en sus 30 años bajo el mando de la AFA, el presidente Julio Grondona está recibiendo cuestionamientos fuertes desde muchos sectores del país y el conflicto parece habérsele escapado de las manos.
Lo cierto es que el fútbol nacional está en crisis, las deudas de los clubes (grandes, medianos y chicos) son una muestra de ello y nadie sabe cuál va ser el rumbo que va a tomar el fútbol argentino para solucionar este gran conflicto.
En medio de este contexto, el Aurinegro continúa preparándose para el inicio de la temporada, con Omar De Felippe buscando el mejor equipo para pelear bien arriba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario