5 sept. 2010

ALL BOYS 1 - OLIMPO 0

Otra vez con las manos vacías

En su tercera salida de Bahía Blanca en lo que va de la temporada, Olimpo fue derrotado por la mínima diferencia otra vez y se quedó nuevamente con las manos vacías jugando fuera de su cancha.
Este tercer partido del Aurinegro en condición de huesped, sirvió para demostrar a las claras que de visitante le cuesta y no puede ni parecerse a aquel equipo que en el Carminatti puede llegar con peligro al arco rival utilizando diferentes variables.
Si bien no fue superado ampliamente por su rival, la derrota fue justa por lo poco que produjo el equipo de De Felippe en ataque.
-
Aunque tuvo un arranque de partido esperanzador, donde le disputaba la posesión de la pelota al rival y llegaba hasta inmediaciones del área de Cambiasso tocando, con el correr de los minutos el local fue apoderándose de la pelota y Olimpo se quedó sin ideas para llegar al arco de enfrente y acorralado contra su arco.
Nada había ocurrido y las más claras habían sido de All Boys por intermedio de dos remates lejanos que habían pasado muy cerca del arco de Tombolini, cuando el albo de Floresta se encontró con la apertura del marcador.
Iban 38 minutos cuando Giordano (que había ingresado por el lesionado Cambiasso luego del fuerte choque entre Bareiro y el arquero) sacó desde el arco, un jugador local peinó el largo pelotazo en mitad de cancha y la pelota pegó en Jerez terminando en los pies de un solitario Pérez García. El diminuto enganche remató de primera a la carrera con su pie izquierdo y lo colgó a Tombolini que estaba unos pasos adelantados de la linea del arco.
Golazo de otro partido para abrir el marcador y dejar a Olimpo en la obligación de salir a buscar el gol para no quedarse sin nada.
-
Los catorce minutos que se jugaron luego del gol estuvieron totalmente de más para el equipo bahiense, ya que no pudo producir ninguna jugada medianamente peligrosa en el arco de enfrente.
Para el complemento De Felippe decidió tomar medidas drásticas y rápidas y mandó a la cancha a Rolle en lugar de Cobo.
El cambio no tuvo efectos para el juego ofensivo de Olimpo y sólo dos veces el equipo bahiense iba a arrimar algo de peligro al arco del local.
Primero a los trece minutos, tras un remate desde muy lejos del uruguayo Brum que Giordano sacó al corner y después sobre el final del partido cuando Bareiro cabeceó sólo cerca del arco, pero sin poder darle la dirección y fuerza deseada.
El local no hizo mucho más en ofensiva pero pasó la segunda etapa tranquilo y cómodo aguantando ante un rival sin ideas ni potencia ofensiva.
Ni el ingreso de Furch por Delorte ni el del Tero Litre por Longo modificaron la escasez de juego en ataque y el partido culminó sin que Olimpo lograra crear una jugada clara para llegar al empate.
-
Lo bueno que hace en casa no puede repetirlo cuando sale y esta nueva derrota en condición de visitante es otra muestra de las dos caras que tiene el equipo de De Felippe.
Encima este nuevo traspie tiene un gusto más amargo que los anteriores porque fue ante un equipo recién ascendido, rival directo en la lucha por el descenso, que parecía ser una buena oportunidad para empezar a sumar fuera de casa.
Esperemos que el ciclo se repita y que una nueva victoria de local el domingo ante Boca, borre los malos recuerdos de esta tercera derrota consecutiva jugando como visitante, donde Olimpo volvió a ser un equipo pálido, inexpresivo y totalmente impotente a la hora de buscar el arco de enfrente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario